Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Miércoles 29 de marzo de 2017
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Miles Svensoon
Tucumán - Argentina
Soy un apasionado de la literatura, me encanta escribír y leer, sobre todo novelas de terror y suspenso. Estudio profesorado en historia por lo cual el género épico me interesa bastante.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Julio 2014
El fuego del pasado
Noche inexplicable
Publique su taller

Últimos comentarios de este Blog

Vínculos
El arte de crear arte El arte de crear arte
Interiores literarios

Este producto incluye un CD. En esta ilustre antología de interiores se dan cita la poes&i... Ampliar

Comprar$ 39.00

Escuchá Radio De Tango

Susurro de un fantasma





Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

El fuego del pasado



La antigua capilla seguía estando ahí, aunque habían pasado doce largos años desde que César la viera por última vez. Aún le parecía críptica y medieval. El verano de 1930, cuando apenas tenía quince años y jugaba con los hermanos Costan y Pedro el rengo, la capilla fue devorada por un incendio espontáneo pero voraz. La familia Castilla, españoles soberbios pero trabajadores, perdieron varias hectáreas en toda la pampa húmeda. Nunca lograron recuperarse.

 

Aquella tarde bañada de un calor sofocante, césar y sus amigos volvían de haber espiado a las niñas británicas bañarse en el ríachuelo próximo a Santa Rosa. Caminaban idiotizados, fantaseando con el pulposo cuerpo de Erica Bremen; era la primera vez que habían visto a una mujer desnuda.

 

Pasaban junto a la capilla cuando césar notó el humo, los demás, aún demasiado embobados, tardaron algunos largos segundos en percatarse.

 

_¡fuego! , exclamó césar.

 

Luego hubo gritos, corridas, angustia, dolor y muerte. Marta López, una de las monjas había enloquecido: mató a escopetazos al padre Damián y a otras tres monjas. Luego dio vida a un incendio que desparramó muerte a su alrededor.

 

Han pasado varios años pero la imagen presente de la mujer envuelta en llamas es tan clara que César ha perdido la noción del tiempo desde aquel verano. Se pregunta si fue real o sólo fue una imaginación producto del humo tóxico; tanto tiempo después aún no tiene respuesta. Por eso cada año, busca una excusa o la construye para escapar de su trabajo, de su vida rutinaria, y viajar desde muy lejos para contemplar las ruinas que robaron su inocencia, ruinas calcinadas que aún albergan las llamas del tormento; llamas incómodas que quita el paso del tiempo.

 

César aún espera respuestas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Muy bueno - 1 voto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
Aún no han escrito ningún comentario. Escribí el tuyo



Últimas entradas del mes


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS